UA-227908498-1

La mejor inversión que puede realizar un futuro padre de familia para proteger tanto a su familia como al patrimonio familiar.

Más allá de cualquier posesión y bien material, la familia es lo más importante que un ser humano puede tener; y, el bienestar de la familia, es una de las más grandes prioridades que tiene un padre de familia.

En ese sentido, una de las maneras de tener garantizado el bienestar de tus seres queridos cuando decides formar una familia, es contratando un seguro que pueda velar por ellos en caso de cualquier imprevisto importante o, en caso extremo, cuando tú ya no puedas hacerlo.

¿Para qué sirve un seguro?

Un seguro es una herramienta de protección que te puede ayudar ante diferentes tipos de situaciones difíciles e imprevistos. Es una manera de garantizar el bienestar tuyo y de tus seres queridos mediante la contratación de un servicio a una compañía aseguradora.

En un contrato de seguro el usuario se compromete con la compañía aseguradora a realizar un pago, normalmente mensual, de un monto previamente acordado; este monto dependerá del tipo de seguro y la cobertura del mismo.

Esto con el fin de que, en caso de cualquier tipo de improvisto, enfermedad, accidente o situación similar, la compañía aseguradora sirva de respaldo económico para ayudar al usuario a salir adelante con todos los diferentes gastos que pueda generar dicha situación.

En palabras cortas, un seguro es la mejor inversión que puede realizar un futuro padre de familia para proteger tanto a su familia como al patrimonio familiar y todo lo relacionado con ello.

Es la mejor manera de estar preparado ante cualquier situación difícil que pueda presentarse de manera imprevista. Accidentes, contingencias, emergencias de salud, etc… todo tipo de escenarios los cuales nadie quiere vivir, pero para los que es mejor prevenir y estar preparado.

¿Qué tipos de seguros para proteger a mi familia existen?

Cuando se trata de la protección de la familia existen muchos tipos de seguros que puedes contratar. Si bien, las compañías aseguradoras pueden variar sus pólizas en cuanto a cobertura y costo, estos son algunos de los tipos de seguros más importantes para la protección familiar.

Seguro de vida

Es uno de los seguros más importantes para la protección familiar, ya que es un tipo de seguro que no beneficia al dueño del seguro, sino a sus familiares y seres queridos. El seguro de vida es uno de los seguros más contratados para la protección familiar.

Con un seguro de vida los familiares del dueño del seguro se ven protegidos económicamente en caso de fallecimiento del sostén de hogar. Es decir, básicamente, un seguro de vida sustituye todo el aporte económico que brinda el proveedor principal de la familia en caso de que este llegara a fallecer o a sufrir un accidente que le imposibilite seguir trabajando.

Seguro de salud

Al igual que el anterior, es uno de los seguros más importantes cuando de proteger a tu familia se trata. Las enfermedades y los imprevistos sanitarios son algo de lo que absolutamente nadie está exento, por lo que contar con un seguro de salud puede ayudarte mucho tanto a ti como a tu familia.

Con un seguro de salud, puedes tener la tranquilidad de que, ante cualquier imprevisto o problema con la salud de alguno de tus familiares, cuentas con el respaldo económico necesario para hacerle frente a dicha situación.

Existen muchos tipos de seguros de salud, y sus pólizas y coberturas varían según cada compañía de seguros y en función de las necesidades de sus usuarios.

Seguro de ahorros

Es una modalidad de seguro pensada para la protección de los más pequeños en un futuro. Nunca esta demás contar con un respaldo financiero que pueda ser de gran ayuda para el bienestar económico de nuestros hijos en el futuro.

Con un seguro de ahorros, podemos ayudar a nuestros hijos para que, cuando sean mayores, tengan un fondo con el cual pueda ayudarse a costear diferentes gastos importantes como lo pueden ser la culminación de sus estudios universitarios, un post grado, la inicial para la adquisición de una casa, etc…


¿Quién puede contratar un seguro?

Cualquier persona natural que haya cumplido la mayoría de edad califica para la contratación de un seguro. Los otros requisitos pueden variar según la compañía de seguros y el tipo de seguro que se desee contratar.

Algunos tipos de seguros pueden ameritar la recaudación de más requisitos que otros, así como también exigir, de manera obligatoria, la realización de exámenes físicos y mentales antes de su aprobación.

Ventajas de contratar un seguro

Entre las ventajas y los beneficios que conllevan la contratación de un seguro, podemos mencionar:

  • Tranquilidad financiera y económica para ti y tu familia en caso de situaciones negativas que puedan llegar a suscitar.
  • Respaldo económico para tus familiares y seres queridos en caso de fallecimiento.
  • Protección en caso de enfermedades y gastos generados por hospitalizaciones, tratamientos, medicinas, intervenciones quirúrgicas, rehabilitaciones y más…
  • Se adaptan a las necesidades y presupuestos de cada usuario, por lo que puedes optar por el seguro y la póliza que más beneficios y ventajas te aporte.
  • Es la mejor manera de asegurar el bienestar de tu familia en el futuro
  • Y mucho más…

Consejos antes de contratar un seguro

En el mercado vas a encontrar muchas ofertas de seguros, por lo que saber que necesitas te ayudará a encontrar el seguro correcto para ti.

  • Asegúrate de conocer bien tus necesidades, esto ayudará a que puedas optar por la póliza y el seguro ideal.
  • Cotiza, pide información y evalúa varios seguros en diferentes compañías antes de decidirte por uno.
  • Asegúrate de leer y entender bien la póliza de seguro antes de contratarla.
  • Corrobora si la cobertura que ofrece es la más adecuada para ti y verifica cuales son las condiciones del contrato.
  • Si puedes contar con la ayuda y el asesoramiento de especialistas en la materia antes de contratar un seguro sería mucho mejor.

Conclusión

Formar una familia es una de las etapas más maravillosas de la vida, pero, como todo lo importante, conlleva una serie de responsabilidades y obligaciones.

Ocúpate del bienestar de tus seres queridos ante cualquier imprevisto optando por contratar un seguro para la protección familiar.